ESPIRITUALIDAD ESOTÉRICA




La Magia de los Cristales o Gemas es Conocida Desde la Más Remota Antigüedad.

 

Han sido utilizados por chamanes, médicos, magos y múltiples culturas  y civilizaciones: egipcios, babilonios, aborígenes australianos e indígenas norteamericanos entre otros.

Estos preciosos regalos que nos ha ofrecido y nos sigue ofreciendo la Madre Tierra, están en un estado evolutivo perfecto dentro de su reino.

Las moléculas que las forman vibran a una misma frecuencia con el pulso del Universo, consiguiendo así estar en armonía y alineadas con El.

 

Cúales Son Sus Misiones.

Una de sus misiones principales es abrirnos el camino hacia los Reinos Superiores y Celestiales, funcionando como amplificadores para una mejor conexión, proporcionándonos  un camino abierto para comunicarnos con estas Cristales o GemasEntidades.

En el mundo espiritual, son como Angeles de la Naturaleza, aunque su energía es más densa.

Su vibrando es más lenta y es por ello que podemos verlos.

Forman parte del Reino Elemental en el que están incluidos los Espíritus que guardan, cuidan y sanan la Tierra.

Los Cristales o Gemas, nos proporcionan vibraciones en el aura que sanan.

Equilibran y limpian, nivelando con ello nuestros Chakras, que son los puntos energéticos que tenemos las personas, haciendo que estén en perfecta armonía nuestro cuerpo físico, mental, emocional y espiritual.

Son amplificadores tanto de su energía como de la energía Universal Divina.

También son transmutadores, haciendo por ello que la energía que reciben sea transmutada en su interior.  Tras esto, sueltan una energía totalmente diferente, de ahí su poder curativo y de sanación.

Esto es debido a que están rodeados de un campo vibracional parecido al nuestro, produciendo también nuestros cambios hacia la sanación y equilibrio de energía al entrar en contactos con ellos.

 

¿Cómo Elegir un Cristal o Gema?

Cada uno tiene propiedades personales. Aunque los opacos normalmente sirven para absorber energía y los transparentes la irradian, o sea nos la dan.

Podemos elegir un cristal para un determinado caso o podemos dejar que sean ellos quien nos atraigan. Así el camino se hace entre los dos, el cristal te llama y tu lo eliges. Asegurándonos de esta forma que es el idóneo para nosotros en ese mismo momento.

Aún queda mucho que hablar de estas autenticas joyas en todos los sentidos. Pero por ello no dejes de coger y llevar aquel que en realidad te atraiga. Aunque no sepamos bien para que nos será útil, la Inteligencia Universal hará igualmente su trabajo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.




Categorías